La democracia es la solución

Hace cinco años, junto con Karel Vasak, el Presidente de Portugal D. Mario Soares, el jurista español, D. Juan Antonio Carrillo Salcedo y el filósofo y pensador francés Edgar Morin, entre otros, preparamos el borrador del proyecto de la “Declaración Universal de la Democracia” que fue presentado en el “Fórum Mundial para la Democracia”, que se celebró en Estrasburgo, en octubre de 2012. A partir de entonces se ha difundido entre diversas personalidades tanto políticas como intelectuales, así como instituciones dedicadas al estudio y análisis de la democracia,   a quienes se les ha solicitado su opinión y sus observaciones, que se han ido incorporando el documento original.

Es el momento de decir: ¡Democracia auténtica ya!

Los “realistas” -que nunca han cambiado nada porque aceptan la realidad- se empeñan en decir que democracia “real” es la que hay… sin pensar en que, para muchos, “real” significa verdadera, genuina, la que debería haber, la que, en cualquier caso, habrá a partir de ahora porque, como era previsible, la participación no presencial permitirá la escucha permanente de la voz del pueblo. Ahora, por fin, puede tener lugar la transición de súbditos a ciudadanos plenos, de espectadores silenciosos a actores capaces de inventar el futuro.

La democracia es el único régimen político en el que es posible imaginar el “nuevo comienzo”, la nueva era de un mundo en el cual la gobernación sea permanentemente inspirada por la justicia, la igualdad, la libertad y la solidaridad.

Todos los seres humanos iguales en dignidad, sea cual sea su género, color de piel, religión, ideología…Sólo en un contexto genuinamente democrático la justicia social prevalecerá. Y se pondrán plenamente en práctica los derechos humanos.

Es inaceptable seguir siendo simples testigos impasibles de lo que sucede. Es tiempo de acción, de disentimientos y asentimientos, de protestas y propuestas.

¡Más y mejor democracia!

Federico Mayor Zaragoza

Presidente Fundación Cultura de Paz